Diamante

diamante, effigia, joyería effigia, diamantes en quito, diamantes en ecuador

El diamante es la piedra del mes de Abril, además de una de las piedras preciosas más populares del mundo, conocida por su belleza y su resistencia. Además de ser utilizados en joyería y como símbolo de amor y compromiso, los diamantes también tienen una gran importancia en la industria debido a sus propiedades físicas y químicas únicas.

 

Origen y  estructura del diamante

El diamante es una forma cristalina del carbono y se forma a altas temperaturas y presiones en el manto terrestre, a unos 150 kilómetros de profundidad. El proceso de formación de los diamantes implica la exposición del carbono a temperaturas superiores a los 1.000 grados Celsius y a presiones de al menos 725.000 libras por pulgada cuadrada.

El carbono se cristaliza en estructuras cúbicas que crecen lentamente en el manto terrestre durante millones de años, hasta que son expulsados a la superficie por erupciones volcánicas. Una vez en la superficie, los diamantes son extraídos de la tierra y sometidos a un proceso de corte y pulido para maximizar su brillo y belleza. Debido a lo larga y costosa que es su formación y su pulido, entendemos porque es una de las piedras más deseadas y costosas. 

(origen de la foto: Univision)

¿Qué se debe tomar en cuenta al comprar un diamante?

El diamante es conocido como una de las sustancias más duras que existen, lo que significa que es resistente a los rasguños y las abrasiones. De hecho, la única sustancia que puede rayar un diamante es otro diamante. Su dureza es el símbolo más significativo de la piedra y representa al amor eterno. Al igual que la piedra es indestructible, también lo es el vínculo y las promesas que unen a dos amantes para siempre. 

La 4 Cs al momento de comprar un diamante

En la joyería, el valor de un diamante se basa en las «cuatro C»: corte, claridad, color y quilates. 

CORTE: Se refiere a la forma y proporciones del diamante. En función de su talla, el diamante brilla y resplandece. Existen 7 cortes diferentes pero los más usados suelen ser las tallas Brillante (forma redonda) y Princesa (forma cuadrada), ya que son los cortes que consiguen que el diamante brille más. 

CLARIDAD:  Hace referencia a la falta de imperfecciones en el interior y exterior del diamante. Estas imperfecciones llamadas inclusiones pueden ser una fractura, etc. y estas se determinan con la tabla incluida aquí abajo, categorizando la piedra desde flawless a imperfecta. 

COLOR: Alude al color del diamante, con los diamantes más valiosos siendo incoloros o de un color muy pálido. Esto se mide con la escala de GIA, que determina su transparencia desde la letra D hasta la Z.  Más adelante te contamos los que usamos en Effigia. 

CARAT:  Por sus siglas en ingles que significa el quilate o peso es la unidad de medida del diamante, siendo un quilate igual a 0,2 gramos. Esta piedra se comercializa a precio por quilate, y su precio es considerablemente superior al de las piedras más pequeñas. 

 

(origen de la foto: Didiamant)

 

El diamante en Effigia

El diamante es una de las piedras preciosas más románticas y populares en la joyería. Su brillo, claridad y belleza han sido apreciados durante siglos, y se ha convertido en un símbolo de amor y compromiso. 

Cuando pensamos en diamantes, la primera imagen que se nos viene a la mente es la de un anillo de compromiso. Este hermoso anillo con una piedra central de diamante representa el amor y el compromiso entre dos personas. El brillo del diamante simboliza la luz y la fuerza del amor, mientras que la resistencia del diamante simboliza la durabilidad y la fuerza de la relación.

(origen de la foto: Effigia)

Cuando se trata de diamantes en la joyería, hay muchas opciones para elegir. En Effigia utilizamos los diamantes H, I, J, es decir, la variedad que es casi incolora. En caso de requerir un diamante de mayor calidad lo podemos hacer bajo pedido.

(origen de la foto: Diamina Diamonds)

La elección de un diamante para la joyería es una decisión personal y significativa. 

El proceso de elegir un diamante que sea perfecto para la persona que amas puede ser una experiencia emocional y romántica. La elección del tamaño, corte y claridad puede ser un símbolo de la dedicación y el amor que sientes por esa persona.

Todos nuestros diamantes vienen certificados y cuentan con especificaciones como las que acabamos de mencionar arriba. 

(origen de la foto: Effigia)

Puedes ver nuestro live de los diamantes aquí:

Historia y cultura del diamante

El nombre del diamante surge de la palabra griega Adamas, que significa indomable. Lo cual refuerza todavía más su característica más significativa, su dureza. 

Su descubrimiento se vincula al Mediterráneo, más concretamente, cerca de la Antigua Grecia. 

Desde la antigüedad, los diamantes han sido valorados por su belleza y rareza.  Los antiguos griegos creían que los diamantes eran lágrimas de los dioses, mientras que en la India los diamantes se consideraban sagrados y se utilizaban en amuletos y talismanes para protegerse contra el mal.

(origen de la foto: BBC)

En Europa, los diamantes comenzaron a ganar popularidad durante la Edad Media, especialmente entre la realeza y la nobleza. Durante el Renacimiento, los diamantes se convirtieron en un símbolo de poder y riqueza, y se utilizaron para adornar objetos como coronas y espadas. Como por ejemplo, aquí vemos el infame diamante Koh-i-Noor, que adorna la corona Británica. 

 

(origen de la foto: El reto histórico)

En la actualidad, los diamantes se han convertido en un símbolo de amor y compromiso, con los anillos de compromiso de diamantes siendo una tradición popular en muchas culturas. 

(origen de la foto: Infobae & Effigia)

 

El diamante y el cine

Se dice que “Diamonds are a girl’s’ best friend”, la icónica frase que ha prevalecido durante décadas, y es debido a que es un símbolo de elegancia, belleza y estilo en la moda y la joyería. Desde Hollywood hasta la realeza, los diamantes han sido usados por las mujeres más influyentes de la historia como símbolo de su estatus y poder.

Una de las actrices más icónicas que llevó los diamantes a la fama fue Audrey Hepburn, quien protagonizó la película «Desayuno en Tiffany ‘s» en 1961. En la película, Hepburn lleva el famoso collar de diamantes de Tiffany & Co, que cuenta con unos 128,54 quilates, convirtiéndolo en el colgante más caro del mundo ya que además, de él cuelga el diamante más costoso. 

 

(origen de la foto: El Español)

Actrices como Marilyn Monroe son conocidas por sus impresionantes piezas de joyería con diamantes, que las han convertido en verdaderas leyendas de la moda y la belleza. En su interpretación de la famosa canción “Diamonds are a girl’s best friend”, la cual habla sobre el diamante siendo más valioso para una mujer que el amor (ya que es un lujo) recibió de regalo un collar con diamante Luna de Baroda,  el cual está valorado en 4,3 millones de dólares.  

 

(origen de la foto: diamtrader)

Sin embargo, la joya cinematográfica más icónica del mundo, es sin duda el corazón de Titanic. Esta es considerada una de las piedras más valiosas del mundo y está valorada en 508 millones de dólares. Si quisieras ver en persona la belleza de este diamante icónico, está exhibido en el Museo Nacional de Historia Natural de los Estados Unidos en Washington DC. 

 

(origen de la foto: nuevamujer)

 

Recuerda que en Effigia contamos con asesoras de venta que te guiarán hasta tu joya soñada. Para más información sobre los diseños personalizados puedes ingresar aquí:  https://effigia.ec/disenos-personalizados/

 

Artículos relacionados